artículos
{ Volver  
 

 
2/11/2007 Stephen Crane    Libros


El Desastre del 98 descrito por el poeta y periodista Stephen Crane (1871-1900) tiene poco que ver con la epopeya. A lo largo de este libro sobre la guerra de Cuba, que enfrentó a España con los Estados Unidos, compartimos el sufrimiento y la perplejidad de unos combatientes exentos del tópico valor y del patriotismo de los héroes. Admirado por Conrad y Hemingway, Crane supo desvelar lo absurdo  y lo infrahumano  de la guerra -de ésta o de cualquier otra guerra- pues todas transforman en absurdos y perversos a sus protagonistas.  Llega un momento en la novela que nos preguntamos: ¿Son soldados dementes esos que corren detrás de las banderas, o son pobres víctimas de un suicidio colectivo y forzoso en la peor de las carnicerías?
Hijo de un clérigo metodista, Stephen Crane vivió poco y deprisa. Viajó por medio mundo, cubrió varias guerras, residió en Inglaterra y se casó con un prostituta. Enfermó de tuberculosis en un naufragio y, a los 28 años, vomitando sangre y sin cosechar grandes  éxitos, murió en un sanatorio alemán.
La lectura de Heridas bajo la lluvia subleva y conmueve. Su realismo, escueto y duro, también es mágico, pues Stephen Crane no reprime su imaginación poética. La combinación de ambas drogas narrativas confiere a la obra, impecablemente traducida y editada, un equilibrio interior, una extraña belleza.

                                    IGNACIO CARRIÓN

 




Fuente: Le Monde Diplomatique
  
 
nota legal