artículos
{ Volver  
 

 
9/5/2007 la hierba crece despacio    encuentro digital
Portada > Encuentros digitales

'Diarios. La hierba crece despacio' (Ed. Edaf) recoge más de 40 años de anotaciones en casi mil páginas de un libro que pesa un kilo y medio. Personajes muy conocidos del periodismo, la cultura y la política bajo la mirada original de Ignacio Carrión, escritor y periodista de larga trayectoria. Unos manuscritos que desnudan al autor, sin correcciones.

 
 
Ha estado con nosotros ...
08 de Mayo de 2007
Ignacio Carrión
1. Hola Ignacio. ¿Cuándo decidió publicar estos diarios, fruto de sus pensamientos durante 40 años?
Fruto de pensamientos y de experiencias muy numerosas. En los 90 empecé a pensar en la posibilidad de su publicación.

2. Hola Sr. Carrión. ¿Algún diario literario le ha servido como referencia o inspiración a la hora de enfrentarse al suyo propio? ¿Kafka, Gidé, Pla? Saludos
Kafka y Julian Green, entre otros diaristas, me han interesado muchísimo. Y Pla, por descontado. Creo que cada diarista es un mundo diferente, por su manera de enfocarlo, su estilo... Son grandes escritores los que he leído como diaristas. Como documento para conocer a un escritor en profundidad para mi es lo que más me ha servido. De hecho, la obra que yo he considerado la mayor de algunos de estos escritores ha sido el diario, como Green. Y las claves de Kafka también están en su diario.

3. gracias al mundo digital por la oportunidad de comentar con el señor carrión. le escribo desde valencia y estuve en la presentacion de su libro en la aula magna de la universidad. no se si usted se acordara de mí pero me dedicó su libro así: "Palabras, palabras, palabras...pero a veces nos salvan". ¿Cree que escribir es una forma de salvación? Juan Carlos Albi
Escribir para mi es la única forma de salvación, no concibo otra. Creo que las cosas no existen hasta que son escritas.

4. Sr. Carrion , usted ha trabajado como periodista para los periódicos españoles más importantes. ¿que opina de la guerra de medios que hay en españa desde hace años?
Creo que las guerras de medios de alguna forma denotan que los combatientes están vivos, que no hay vencedores ni vencidos. Es un poco insidioso desde el punto de vista del público porque la guerra suele distraer la atención, en la guerra la gente trabaja para la guerra. Todos los medios ocupan mucho espacio para atacar al vecino cuando lo que habría que hacer es ofrecer las ideas de cada cual con la mayor claridad y respetando las del otro. Creo que la guerra de los medios no creo que sea una guerra de entes abstractos sino de unas cuantas personas que están en los medios, en los puestos de responsabilidad. Habría que conocer las razones de ese interés por la guerra.

5. Estoy leyendo su libro y me encanta. Sin embargo, tengo una duda: ¿ha sido usted realmente feliz alguna vez?
Los momentos de felicidad no son los que suele recoger ningún escritor. Creo que la escritura, en mi caso particular, es un proceso para deshacerse o combatir la infelicidad. La escritura proporciona una cierta satisfacción, aunque sea doloroso. Jamás escribe uno cuando es feliz. Obras pletóricas de felicidad no existen. La escritura del diario es sincera, transparenta un estado de infelicidad. He sido feliz cuando no he escrito, en momentos puntuales. No he sido lo feliz que desearía ser porque soy un escritor compulsivo.

6. Y digo yo, señor Carrión, imagino que un libro cómo el suyo contendrá una gran carga "de realidad", incluso me atrevería a decir casi que "de verdad", ¿a quién le interesa en un mundo tan interesado, tan de "compadreo y de colegeo", tan de "estómagos agradecidos" cómo el de hoy en día, tanto la realidad cómo la verdad de absolutamente nada? Muchas gracias y un saludo
Da en el clavo. En el mundo habitual ya sabemos lo que prospera, lo que vende más... Este tipo de literatura es una escritura a perder, como tantas cosas en la vida. Hay que ser realista.

7. Soy una estudiante de periodismo en plena crisis de identidad. ¿Merece la pena ser periodista? Necesito ánimo y consejos.
El periodismo es un oficio digno, recalco mucho lo de oficio. Depende mucho de la afición de cada cual a la escritura o a la lectura. Mi consejo es que crea de verdad en hacer algo que merezca la pena hacer, lo que hay que intentar es decir lo que uno siente, para ser un repetidor ya hay muchos. Yo siempre he podido expresar lo que he querido, es fundamental para sentirse cómodo sino se trata únicamente de dificultades y riesgos. Hay que creer en lo que uno hace.

8. Normalmente, las autobiografías publicadas en vida del autor le suelen traer muchos disgustos. ¿Cómo se ha tomado su familia la revelación de tantos secretos?
Bien y mal. Remito a una frase anoté el 16 de abril de 1967: 'Es preciso escribir como si uno fuera comprendido, como si uno fuera amado y como si uno estuviera muerto'. Yo he escrito siempre así. Es un libro que he escrito a lo largo de 40 años. Mi compromiso conmigo mismo es continuar escribiendo, pasar de esta montaña a la siguiente.

9. No lo tome a mal pero pensaba que había muerto. Hace mil años que no me topo con ningún artículo suyo, ¿dónde se había metido? ¿Para cuándo una nueva novela? Le admiro mucho. Escribe como si fuera joven. Me gusta su rabia.
No creo que vaya a escribir mucho periodismo, a no ser que me lo ofrezcan muy de verdad. Empecé hace muchos años en ABC, estuve luego en Diario 16 con Pedro J. Ramírez y después en El País. Tengo la sensación de que este libro no le ha gustado mucho al periódico El País, a pesar de que he trabajado 18 años con ellos, pero creo un periódico no es una abstracción, son unas personas que probablemente no les ha gustado cómo las he retratado en mis Diarios. Están en su derecho, por supuesto, de ignorar en El País mi libro, pero a lo mejor le están privando a los lectores de una información interesante.

10. ¿No se siente desnudo al publicar sus diarios?
Sí y no. Uno escribe en soledad y la lectura también es un acto en soledad. Creo que el lector tiene plena conciencia de cuál es la intención de quien lo escribe y la intención es la sinceridad. Es decir, aquello que a uno le cuesta más escribir, eso es lo que hay que escribir.

11. Usted ha publicado durante un diario que lleva escribiendo desde hace más de cuatro décadas y he descubierto (buscando en google, cómo no) que también tiene una página personal (ignaciocarrion.com) en la que escribe a diario. 1) ¿Compagina usted los escritos diarios en su página personal con la escritura -para entendernos- en papel? 2) ¿Qué opina del "boom" de los blogs, muchos de los cuales pueden entenderse como una variación de un diario personal "abierto" al público? 3) ¿Cómo cree que afectará la revolución digital a la palabra escrita y al mundo del libro? maika
Escribir para mi siempre es bueno, de la forma que se haga. A veces escribimos imaginariamente, sería lo que se parecería más a la escritura en soporte digital. Yo soy partidario de escribir en papel sobre pluma y tinta. La página web es una especie de propina que dejo gratis colgada ahí y es perfectamente compatible con mi escritura diaria. En mi web no escribo tampoco todos los días, aunque a veces lo haga cinco o seis veces al día. Depende. No hay cosa más difícil que compatibilizar el periodismo y la escritura para uno mismo, lo que pasa es que una se dá a conocer y la otra se la guarda uno hasta que dice: si no lo publico, reviento. Y un editor valiente se atreve con ese proyecto y lo publica.

12. ¿ Le ha robado mucho sueño y energía escribir este libro?
Yo lo he ido escribiendo a lo largo de 40 años. Me ha ocupado muchas horas, claro. Pero ya sabemos aquellos que se dice que si todos los días escribes un párrafo, a lo largo de tu vida tienes un libro monumental. Lo que hay que procurar es que el párrafo que uno escribe sea el párrafo que uno necesita escribir, el que no tiene dueño. No hay lector más exigente que uno mismo.

13. ¿Cómo es un día a día cualquiera en su vida?
En este momento, bastante tranquilo. Vivo en el campo, hago deporte, a mis 68 años me mantengo bien. Suelo desayunar tranquilamente, leo la prensa, oigo la radio, veo alguna televisión extranjera y luego me pongo a escribir: igual escribo dos horas sin papel y luego me edito a mi mismo. Todos los días escribo, no solamente un diario sino otras cosas. Recientemente he escrito 12 folios para un libro y estoy corrigiendo un manuscrito bastante extenso.

14. Buenas tardes Sr Carrión. Han caído en mis manos algunas de sus obras y no puedo dejar de felicitarle por sus Querido Señor dios y querido señor rey... Simplemente Geniales. ¿No ha pensado hacer una tercera parte? ¿quizá Querido Señor Zapatero...? Saludos y por favor, no cambie, su estilo es exquisito. C. Martin. Gijon. Asturias
Agradezco mucho la sugerencia. Mi agente me sugirió que escribiese un libro sobre Felipe González. Prefiero escribir de Dios, en quien no creo, y en el Rey, en quien tampoco creo. El libro de Cartas al Rey fue secuestrado por Fraga. Fue una etapa divertida, escribí estos libros estando en Inglaterra, ahora estoy en otra movida.

15. ¿Entre los autores que usted ha tenido la oportunidad de conocer, quién le impacto más?
Joseph Brodsky, poeta premio Nobel a quien entrevisté sin prisas en su apartamento de Nueva York y que me dijo cómo iba a morir: acertó. Al cabo de los años tuve que escribir una columna a toda prisa, copié lo que había escrito en mi diario, menos periodístico de lo que había escrito para El País, y me dijo que iba a morir como su padre, a quien le reventó el corazón. Él murió de un ataque al corazón, muy propio de un gran poeta, también de un gran bebedor. Brodsky acuñó una palabra cuando enseñaba en la Universidad de Michigan: jerror, combinación de alegría (joy) y terror. Él decía que vivía en un constante jerror. Él fue el escritor que más me impactó conocer.

16. ¿Hay algún personaje conocido que se pueda enfadar cuando lea su libro? Sea sincero. Muchas gracias.
El índice onomástico es muy extenso. Creo que nadie tiene que enfadarse, no creo que nadie lo haga.

17. Buenas tardes. he leído sus diarios y le confieso que me han sorprendido. Más de 40 años de escritura en los que hay de todo: confesiones personales, reflexiones, retratos despiadados de personas muy conocidas es España y en el resto del mundo.... Mi pregunta es: ¿por qué escribe alguien un diario durante 40 años...? Me parece un esfuerzo impresionante. ¿Qué piensa al releerse ahora? Juan Gálvez, Valencia
No me releeo, la verdad. No se me ocurre que hubiera podido vivir sin escribir. Al principio me era imposible publicar. Lo de la publicación es secundario. El esfuerzo me ha permitido aguantar el tirón de la vida.

18. De todos los medios en los que trabajado, ¿de cuáles guarda mejor recuerdo?
Sinceramente, mi época de mayor plenitud profesional la tuve en los años de corresponsal en Washington. Mis trabajos en Diario 16 y Cambio 16 tuvieron éxito por la forma de relacionarme con el medio en el que trabajaba, los periodistas con los que hablaba a diario, y por la manera de mirar el mundo de EEUU, viajar por aquel inmenso país y describir lo que yo creía relevante y no solamente las mierdecitas políticas diarias, lo que ahora parece que todos los periodistas tienen que hacer. El lector quiere una identificación personal con quien escribe, ese es el gran periodismo. No creo en otro.

19. ¿Ha sufrido muchas decepciones en los últimos años?
Sí, algunas. La vida está sembrada de esa misma hortaliza. Y con la publicación de este libro más que decepciones he recibido sorpresas en ese lado, ha habido gente que no ha entendido lo que es la escritura de un diario. También he recibido grandes satisfacciones por lo contrario.

20. Felicidades por su nuevo libro, Sr. Carrión. Usted como periodista que ha vivido el como corresponsal en muchas partes del mundo, ¿qué opina de la situación del periodismo que se hace actualmente en España? Gracias.
Creo que es un periodismo regular. Hay cosas que están bien, que me gustan, que me deslumbran y luego hay una abundancia casi indigesta de columnas y columnistas que creo que deberían irse a las webs a hacer blogs: se repiten y me fatigan. Las grandes firmas muchas veces son grandes fraudes. Aconsejo leer la prensa extranjera casi en paralelo a la prensa nuestra. Creo que hay que ver el debate de Sarkozy y Royal y comparalo con nuestros políticos. Los periodistas no estamos aquí para adular a nadie. Y a quien menos a los directores de los periódicos.

21. Buenas tardes. ¿De verdad no ha corregido nada al editar el libro?
Sería falso decir que no he corregido nada, han sido mínimas correcciones, de índole ortográfica, nada más. No he querido manipular los diarios. Es una escritura fragmentaria que se tiene que entender en sus fragmentos apoyados en la cronología. Mis cuadernos estaban sin tachaduras. No me gusta corregir en una escritura que es transparente, muy poco española en ese sentido. Es una escritura paralela. Creo que nadie puede escribir honestamente sobre nadie si no es capaz de escribir sobre sí mismo, como nadie puede experimentar el dolor ajeno si no sabe lo que es el dolor propio.

22. Usted ha publicado poesía, novelas, relatos, libros de viajes y ensayos. ¿En alguno de estos géneros se ha sentido incómodo por alguna razón? Gracias por su respuesta.
No, realmente. Me he sentido cómodo dentro de esa tensión, escribir no es coser y cantar, se crea una tensión desde la cabeza hasta la pluma hay algo más que un recorrido lineal, hay una tensión, pero dentro de esa tensión se puede estar cómodo, pero creo que la escritura es tensión.

23. Don Ignacio ante todo enhorabuena por su libro. Yo no sé si soy de los pocos que siguen ese género tan despreciado en nuestro país por los críticos. Me refiero a los diarios personales. Uno de mis libros favoritos es el "Quadern gris" del gran Josep Pla. Creo que La hierba crece despacio es uno de los libros más amargos, honestos y hermosos que se han escrito ´desde hace mucho en España. Larra se preguntaba, ¿dónde está el público? Y yo me pregunto: ¿dónde está la crítica? Lo difo porque no he visto que su libro haya sido muy aireado... En Inglaterra, donde he residido durante más tres años, sus diarios habrían dado mucho que hablar en los medios y en los suplementos culturales de los periódicos, y más si su autor es un periodista de éxito como usted. Con sus diarios aquí parece que ocurre todo lo contrario. ¿Piensa que los críticos no se atreven con lo "políticamente incorrecto"? alberto mayor
Yo no creo que no se atrevan, creo que les han dicho que no los toquen. Mi extrañeza coincide con la suya, no me lo explico, aunque lo entiendo, no estamos en Inglaterra. Estamos en un país sin conocimiento de lo que es el género. La crítica depende de los medios, tienen que hacer su trabajo cuando les dejan. Habría que escribir a los directores de los medios para preguntarles. Para que voy a comentar más.

24. Un diario da mucho trabajo y recopilarlo todo en un solo libro ha debido ser agotador, pero ¿tiene en mente algún otro trabajo?
Tengo desde el año 2001 hasta el momento actual muchos cuadernos sobre los que trabajar. En esta década he escrito más que en las anteriores. Y tal vez desarrollaré otras historias.

25. ¿Puede ser la literatura el último recurso para empezar a comprenderse uno mismo?
La escritura sí porque es reflexión sobre uno mismo. Creo que el ejercicio de escribir con libertad, sin enseñarselo a nadie, la que uno se come en solitario, ayuda a conocerse a uno mismo y a ser valiente.

Despedida

Les animaría a que escriban quienes tengan esa vocación. Siempre he creído que para entrar a un periódico hay que llamar a la puerta y que para escribir hay que hacer lo mismo, escribir. Y no se desanimen, escribir es un proceso muy largo con pequeñas, incluso diminutas, gratificaciones, pero uno crece enormemente si escribe. A escribir.

Portada > Encuentros digitales



Fuente: elmundo.es
  
 
nota legal